shapeimage_1-3Muchas veces caminamos sin darnos cuenta que estamos ciegos, por que digo esto?

La ceguera espiritual es una condición real en todo ser humano desde su nacimiento y, por lo tanto, debe procurarse ayuda inmediata para su curación en el mismo momento en que es consciente de su ceguera. De lo contrario jamás tendrá una fe vívida sobre las verdades del Evangelio y, por ello, su salvación espiritual será cada día más difícil de alcanzar.

Por otra parte, una persona que no acepta sinceramente su ceguera espiritual nunca tendrá a su alcance el arrepentimiento de sus acciones, ni verá con claridad el mensaje que Cristo quiere comunicarle para mejorar su vida cristiana. Esta propia ceguera espiritual lo hundirá más aún en el entorno de su diario vivir.

En definitiva, las personas verdaderamente ciegas son aquellas que creen únicamente en lo que miran, y deliberadamente prefieren no ver nada. Miran el mundo que existe a su alrededor, pero se rehusan a ver en el mismo cualquier orden o significado. Están ciegas porque deciden serlo; inclusive negarían su vida antes que confesar su enfermedad. Prefieren seguir siendo ciegos antes que ser salvos. Prefieren ser su
propio dios antes que confesarse con el Dios verdadero.

Son ciegos del odio, rencor, celos, malas palabras, adulterios, fornicaciones, robo. Pero una de las cegueras mas severas es la falta de perdón.

En otras palabras, perder la visión espiritual es perder el rango sobrenatural de la vida espiritual y quedar totalmente incapacitados para una efectiva y afectiva espiritualidad. El ciego no alcanzará a ver lo que Dios quiere hacer en su vida ni tampoco la situación por la que está atravesando, lo cual le conducirá irremediablemente hacia su propia destrucción.

No tardes mas vuelve al camino como lo hizo Bartimeo, si el se hubiese quedado a la orilla del camino nunca hubiera podido recibir la sanidad que necesitaba.

Y mi amado hermano y amigo que esperas para salir de donde estas actualmente y venir al camino que es Cristo Jesus? El te esta esperando para sanar la ceguera de tu corazón y tu alma, ven a El no tardes.

Free WordPress Themes