shapeimage_1-2El motivo de la dureza del corazón.

 

Si los hombres no simpatizan con el evangelio, no es porque tengan un mal concepto de él. Por el contrario, pudiera ser que ellos piensen que el evangelio ha traído cosas muy buenas a la civilización humana y a lo mejor hasta pueden estar de acuerdo con que existan iglesias y se predique el evangelio. Entonces, si el evangelio es tan edificante ¿por qué los hombres lo rechazan? Jesús lo explicó así: “No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mi me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas” (v. 7). Los hombres rechazan el evangelio porque da testimonio de que sus obras son malas. No era lo elevado de sus doctrinas lo que causaba el rechazo de los oyentes, sino lo elevado de sus reglas de vida que declaraba. Los hombres habrían tolerado que Jesús expresara sus opiniones si tan sólo hubiera callado cualquier mención de sus pecados. Si en la época presente enseñáramos tan sólo doctrinas confusas, las iglesias estarían repletas de amigos, más como el evangelio enseña que los hombres han pecado, tenemos multitud de contrincantes.

Free WordPress Themes